El Esposo de Carmen Lilia es un Criminal

Para los medios de comunicación de circulación nacional, el esposo de Carmen Lilia Canturosas es un personaje ligado al crimen organizado. En medios como La Jornada y la Revista Proceso abundan referencias de los nexos de Oscar Mario Hinojosa Ramírez, ex director de la Policía Ministerial de Tamaulipas, con la comisión delitos como tráfico de drogas, cobro de sobornos, secuestros y ejecuciones.

Entre las imputaciones que le hacen las notas periodísticas se encuentra la presunta relación con el Cártel del Golfo y con la red de sobornos del capo Osiel Cárdenas; señalamientos que, según los medios de comunicación, se sustentan en una carpeta de investigación de la Subprocuraduría Especializada en Delincuencia Organizada, ésta con folio PGR/SIEDO/UEIDCS/483/2004.

De acuerdo con los medios, cuando Oscar Hinojosa fungió como jefe policiaco, en el periodo de Tomás Yarrington Ruvalcaba como gobernador, el crimen organizado se fortaleció en la entidad; sobre todo con la formación Grupo de Reacción Inmediata (GERI); el cuál, dirigido por él mismo, participó en desapariciones y ejecuciones en Nuevo Laredo y otras ciudades del estado.

En el año 2005, La Jornada documentó el incremento de la delincuencia con la operación del GERI, creado con el apoyo del entonces procurador del estado, Francisco Tomás Cayuela. El periódico de circulación nacional basó su investigación en datos contundentes y comprobables del Centro de Estudios Fronterizos y de Promoción de los Derechos Humanos (Cefrodac).

Por su parte, en su edición 1433, la Revista Proceso publicó que un ex agente del GERI, Rubén Hernández López alias “El Sargento”, aseguró haber acompañado en múltiples ocasiones a Francisco Cayuela cuando iba a la frontera a recolectar dinero de las comandancias de la policía dirigidas por Oscar Mario Hinojosa.

“Un millón de dólares por semana, de las comandancias de la Policía Ministerial. El licenciado Francisco Tomás Cayuela Villarreal me informó que el dinero provenía de las cuotas que se cobran a los narcos, para que puedan trabajar en Tamaulipas. Esa cantidad de dinero supuestamente va a ser utilizada por el gobernador Tomás Yarrington Ruvalcaba, en su campaña política para la Presidencia de la República”, documentó Proceso también en 2005.

“El Sargento” fue asesinado con una pistola calibre 38 en el penal de Reynosa, justo después de haber acusado a Francisco Tomás Cayuela y a Hinojosa Ramírez de ser los recaudadores del gobernador Tomás Yarrington.

Oscar Mario Hinojosa Ramírez, junto con un comandante de la Policía Ministerial de Tamaulipas y 17 agentes más, fueron destituidos en 2004. Meses después contrajo matrimonio con Carmen Lilia Canturosas, solicitaron su número de seguridad social estadounidense y establecieron su residencia en Laredo, Texas. Se presume que para evitar cualquier tipo de acción penal.

Votando en Contra de las Mujeres

Pese a utilizar constantemente sus redes sociales para manifestar su apoyo a colectivas y movilizaciones feministas, la diputada con licencia y candidata a la alcaldía de Nuevo Laredo por Morena, Carmen Lilia Canturosas, votó como legisladora contra 3 iniciativas clave en el combate a la violencia de género en Tamaulipas.

Carmen Lilia Canturosas votó contra la propuesta de reforzar las estrategias para erradicar y castigar la violencia familiar durante la pandemia; contra una petición para que Hacienda subsidie de manera urgente los refugios y centros de atención externa para mujeres, y contra la Ley para la Atención del Bienestar Emocional de Tamaulipas, cuyo objetivo es brindar apoyo psicosocial e implementar políticas públicas a favor de víctimas de trata y violencia familiar en el estado.

De acuerdo con el Instituto Tamaulipeco de la Mujer, entre noviembre de 2019 y octubre de 2020 se contabilizaron más de 21 mil casos de violencia familiar y de pareja en Tamaulipas, de los cuáles el 9.5% ocurrieron en Nuevo Laredo. No obstante, la impunidad en las denuncias alcanza hasta un 80%, debido a la falta de estrategias gubernamentales y de espacios seguros para víctimas.

Cabe recordar que, el pasado Día Internacional de la Mujer, Carmen Lilia utilizó la tribuna para reconocer las acciones del Congreso local a favor de la protección de las mujeres; ello pese a su negativa para respaldarlas en las votaciones. Asimismo, se le ha acusado de lucrar con el tema de la “Ley Olimpia”, toda vez que a principios de 2020 organizó una gira con la activista Olimpia Coral Melo en la que ella quiso acaparar todos los reflectores.

Una de sus acciones más cuestionadas en esa materia es el exhorto que hizo ante el Congreso de Tamaulipas en enero de 2020, para que la Fiscalía General entregara un reporte sobre los feminicidios acontecidos desde 2017, bajo la premisa de que por años las autoridades han maquillado cifras y los han registrado como “homicidios culposos” o víctimas colaterales del crimen organizado.

La crítica recayó en que la legisladora omitió incluir en su petición el periodo correspondiente a 2004-2016, uno de los más críticos para los asesinatos de mujeres debido a la Guerra contra el Narco, y en el que dos de sus familiares más cercanos ostentaron altos cargos dentro del gobierno estatal:

Su esposo Óscar Mario Hinojosa, director de la Policía Ministerial de Tamaulipas durante el mandato de Tomás Yarrington, y su hermano Carlos Canturrosas, alcalde de Nuevo Laredo entre 2013 y 2016, ambos investigados por sus nexos con el narcotráfico.

Amenaza para los Periodistas

El 26 de enero de 2021, durante el pico de la segunda ola de COVID-19 en el país, la ahora candidata por Morena a la presidencia municipal de Nuevo Laredo, Tamaulipas, Carmen Lilia Canturosas, organizó una fiesta masiva a la que acudieron más de cien jóvenes influencers, y en la que no se respetaron las medidas mínimas de higiene, pese a que en este paso fronterizo la cifra de infectados ya superaba los 4 mil.

El evento, que además representaba un acto anticipado de campaña, fue transmitido en vivo por la diputada con licencia a través de sus redes sociales, lo que atrajo la atención de diversos usuarios que se mostraron indignados y, además, la cobertura periodística. Carlos Figueroa, reportero de La Jornada, escribió una nota informativa sobre el tema, y como consecuencia terminó siendo amenazado por la propia Carmen Lilia.

"Nada más te acuerdas, yo nada más te aviso. No te sorprendas el día de mañana cuando sea Presidenta Municipal, porque te lo voy a hacer, te voy a parar", se escucha decir a Canturosas en la grabación que hizo el propio periodista. "Espero que un familiar tuyo no esté metido en algo y me lo lleve entre las patas, se van a revertir las cosas". Así lo amenazó Carmen Lilia.

Por lo anterior, el comunicador interpuso una demanda ante la Fiscalía Estatal, asegurando que la candidata morenista utilizó el perfil de Facebook de su esposo, Óscar Mario Hinojosa, ex director de la Policía Ministerial del estado, para hacerle una llamada de más de 5 minutos en la que también emitió numerosas advertencias en contra de su familia.

Debido a la gravedad del asunto y a los antecedentes de la familia Canturosas, investigada por sus nexos con el crimen organizado, Carlos Figueroa se vio en la necesidad de llevar el tema a la conferencia "Mañanera", dónde la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, prometió involucrarse en el asunto. Adicionalmente, usuarios de redes recomendaron al comunicador inscribirse al Mecanismo de Protección para Periodistas.

En dicho programa, destinado a reporteros en peligro de muerte, también se encuentra inscrito Carlos Domínguez, hijo del periodista Carlos Domínguez Rodríguez, asesinado a puñaladas en enero de 2018, tan sólo un mes después de que revelara una red de desvíos millonarios a través de empresas asociadas a Carlos Canturrosas Villareal, alcalde de Nuevo Laredo de 2013 a 2016, y hermano de Carmen Lilia Canturosas, hoy candidata por Morena a la Presidencia Municipal.

La investigación sobre su asesinato reveló que Domínguez había sido un personaje incómodo para Canturosas, y que incluso su equipo lo había buscado en varias ocasiones para negociar; a lo cual se negó, debido a que el exalcalde tenía fama de comprar a medios locales.

Finalmente, en diciembre de 2018 fueron detenidas seis personas por el caso, entre ellas José Alfredo Cantú, tío de los hermanos Canturosas, quién habría perpetrado el crimen por órdenes del expresidente municipal de Nuevo Laredo. Los detenidos finalmente fueron liberados por una supuesta falta de pruebas; el asesinato quedó impune y la familia del occiso tuvo que emigrar al extranjero.

Vínculos con el crimen organizado

Oscar Mario Hinojosa Ramírez, esposo de Carmen Lilia Canturosas, es señalado de tener vínculos con el Cártel del Golfo; pese a ello la candidata de Morena a la presidencia municipal de Nuevo Laredo ha encubierto las presuntas actividades ilícitas de su pareja.

En 2004, el también exdirector de la Policía Ministerial fue cesado de sus encargos y, meses después, contrajo matrimonio con Canturosas, para luego mudarse a Laredo, Texas, a fin de evitar acciones penales en su contra.

La mudanza buscaba también evitar un ajuste de cuentas de sus ex colaboradores, los integrantes del Grupo de Reacción Inmediata (GERI), creado por Hinojosa Ramírez y relacionado, de acuerdo con investigaciones oficiales y testimonios, con delitos de secuestro y con el crimen organizado.

Oscar Mario Hinojosa, de 51 años, es licenciado en Derecho por la Universidad Regiomontana de Nuevo León desde 1992, según consta en su cédula profesional 1678796. Su matrimonio con Carmen Lilia Canturosas es el segundo; luego de que enviudó tras el extraño suicidio de su primera esposa.

A la candidata de Morena parece no importarle el pasado y presente de su esposo, y tampoco que, para ser residentes en Laredo, Texas, haya tenido que usar hasta seis alias: Oscar Mario Hinojosa-Ramírez, Oscar M Hinojosa, Mario Hinojosa, Mario Hinojosa-Ramírez y Oscar Mario.

Según los registros estadunidenses, Oscar Hinojosa ha residido en seis distintas direcciones: 245 Westham, Laredo, TX; 121 Valladolid Ave, Laredo, TX; 249 Westham, Laredo, TX; 1902 Lexington Ave, Laredo, TX; 2604 Salinas Ave, Laredo, TX., y 406 Emerald Lake Drive, Laredo, Texas, 78041.

También tiene registradas a su nombre tres líneas telefónicas fijas en Estados Unidos: (956) 712-3638, (956) 728-0715 y (956) 727-2704; además de otra línea móvil: (956) 242-2716, todas ellas de la empresa Southwestern Bell Telephone Company.

Y, acorde con estas múltiples personalidades, se le detectan cinco cuentas de email: occermh@gmail.com, halo_3_sniper@live.com, oscar.hinojosa@hotmail.com,  ajcordova75@hotmail.com y  ghardy@unitedisd.org.

La diversidad de nombres y conexiones revelan la intención de Oscar Mario y Carmen Lilia de ocultar su verdadera identidad, de esconder sus domicilios y, sobre todo, las actividades que les han dejado diversos inmuebles en propiedad.

AMLO pidió investigar a Canturosas por homicidio

El presidente Andrés Manuel López Obrador solicitó a la Fiscalía General de la República realizar el trámite para atraer la investigación del asesinato del periodista Carlos Domínguez Rodríguez, apuñalado en Nuevo Laredo presuntamente por investigar una red de desvíos del exalcalde Carlos Canturosas Villarreal.

En la conferencia de prensa de Palacio Nacional, el 2 de mayo de 2019, el mandatario aseguró al hijo de la víctima, Carlos Domínguez Ramírez, que su caso sería atendido directamente por el Fiscal Alejandro Gertz Manero; pues los familiares no confían en la investigación que ha realizado la Fiscalía de Tamaulipas.

El también periodista pidió ayuda a López Obrador para esclarecer la muerte de su padre, asesinado a puñaladas en Tamaulipas en 2018. El principal sospechoso del asesinato es el exalcalde Carlos Canturosas; pero el delito sigue impune y el exalcalde prófugo de la justicia por otros delitos. 

Carlos Domínguez Rodríguez fue asesinado el 13 de enero en la ciudad fronteriza de Tamaulipas, a causa de 24 heridas de un arma punzocortante. Tenía 69 años y se desempeñó como comunicador de medios como el Diario de Nuevo Laredo, el Sol de Acapulco y Última hora.

"Es un hecho que fue asesinado cuando documentaba una red de desvíos de empresas fantasma que involucraban a Carlos Canturosas, exalcalde de Nuevo Laredo. Se encuentra prófugo ¿acaso es inmune a la justicia?", manifestó el hijo de la víctima en Palacio Nacional.

Frente a la mirada atenta del presidente, Domínguez Ramírez expresó: "exijo justicia para mi padre, la exijo como hijo y la exijo como periodista. Es lo único que pido; justicia para mi viejo, justicia para mi papá".

Durante la conferencia el comunicador aprovechó para cuestionar a AMLO sobre la decisión de Morena, el partido que él mismo fundó, para postular a cargos de elección popular a Claudia Lilia Canturosas, hermana de un presunto asesino.

Carmen Lilia, desde noviembre de 2008, según el registro del estado de Texas, es habitante de la casa ubicada en el 519 Plymouth Ln, Laredo, Texas 7841-2874; una propiedad que está a nombre de su esposo, Oscar Mario Hinojosa, quien ha sido vinculado por cierto con el Cártel del Golfo.

Según los mencionados documentos, la pareja compró la propiedad el 30 de septiembre de 2008, a un precio de 192 mil 253 dólares (2 millones 655 mil 976 de pesos de aquel entonces) y, actualmente, el valor asciende a los 352 mil y 405 mil dólares (8 millones 100 mil de pesos), de acuerdo con avalúos realizados en la zona.

Ésta no es la única propiedad que ha comprado fuera de México la mujer que pregona “cero corrupción” en su campaña. Cuando se desempeñó como regidora municipal del Ayuntamiento de Nuevo Laredo, de 2016 a 2018, declaró cuatro propiedades, dos terrenos y dos casas. Además, diversos documentos oficiales comprueban que le pertenecen al menos ocho propiedades más.

Una de ellas es un lote para construcción con 471 metros cuadrados, ubicado en el sitio residencial 121 Valladolid Ave. Laredo, Texas, 7846, y otro más ubicado en un lote residencial en 9811 Mcpherson Rd, Laredo, Texas; éste último con un valor promedio de 125 mil dólares.

Los datos revelan que la “mujer del cambio verdadero” ocultó información en sus declaraciones oficiales; en pocas palabras, Carmen Lilia mintió a los neolaredenses.


Además, a unas semanas de que iniciaran las campañas electorales en Nuevo Laredo, Carmen Lilia Canturosas se vacunó completamente contra el Covid-19. Lo confirma la papeleta que se filtró a medios locales; en la que se registran las dos dosis que ha recibido del biológico del laboratorio La Moderna, aplicadas en los Estados Unidos el 25 de febrero y 25 de marzo de 2021.

Con 46 años de edad cumplidos el pasado 28 de marzo, Canturosas no era candidata para recibir aún la vacuna en México, pues no forma parte del grupo de personas de la tercera edad, ni de los médicos que luchan día a día contra dicha enfermedad, que ya acumula más 5 mil contagios en Nuevo Laredo.

Una Historia Ligada a la Delincuencia

A pesar de utilizar como bandera de campaña el combate a la corrupción y a la delincuencia, la candidata de Morena a la presidencia de Nuevo Laredo, Carmen Lilia Canturosas, tiene con su familia una historia relacionada con diversas actividades delictivas.

El hermano de la actual candidata de Morena y ex alcalde de Nuevo Laredo en el periodo de 2013 a 2016, Carlos Canturosas Villarreal, fue fichado por la Interpol, por un daño al erario que suma 47 millones de pesos.

En 2019, apenas tres años después de terminar su gestión, fue acusado por Ana Isabel Treviño,.hermana del Miguel Ángel Treviño el ‘Z 40’, por tener acuerdos con el grupo criminal de Los Zetas, para recibir contratos de obra y renta de maquinaria.

Jorge Alfredo Cantú García, conocido como el ‘El Rorro’ y tío de los hermanos Canturosas, habría fungido como vínculo con el grupo delictivo, tramitándoles permisos para espectáculos y licitaciones.

Éste fue acusado del asesinato del periodista Carlos Domínguez y, posteriormente, absuelto por un Tribunal de Enjuiciamiento. Otra investigación apunta a que en la ciudad fronteriza se crearon 53 empresas proveedoras al sector público que estaban al servicio de grupos delincuenciales de la entidad.

En cuanto a Carmen Lilia Canturosas, la candidata morenista tiene operadores políticos que han acumulado demandas y escándalos por desvío de recursos. En específico, Víctor Hugo Flores, quien en 2018 fue demandado por robar la página de Facebook del Instituto Municipal de Vivienda y Suelo Urbano de Nuevo Laredo y utilizarla para promover el cierre de campaña del candidato panista a la presidencia municipal, Enrique Rivas Cuellar, con el propósito de dañar su reputación.

También Oscar Mario Hinojosa Ramírez, exdirector de la Policía Ministerial de Tamaulipas y esposo de Carmen Lilia, estuvo relacionado con el narcotráfico; de acuerdo con la carpeta de investigación PGR/SIEDO/UEIDCS/483/2004, éste fue señalado como la persona que recibía sobornos de Osiel Cárdenas, líder del Cártel del Golfo.

En marzo de 2003, los vínculos entre Hinojosa Ramírez con dicha organización criminal se dieron a conocer a través de medios nacionales. En ese mismo periodo, junto con el procurador Francisco Cayuela, Hinojosa creó el Grupo de Reacción Inmediata (GERI), que años después fue disuelto por su presunta participación en delitos como secuestro y crimen organizado.

Carmen Lilia Canturosas, ahora candidata de la coalición Morena-PT para la presidencia municipal de Nuevo Laredo, no siempre ostentó los colores guinda en su carrera política; los pigmentos del Partido Revolucionario Institucional (PRI) han formado parte de su apellido, siendo su padre, Carlos enrique Canturosas, un reclutador juvenil de dicha organización durante la presidencia de Luis Echeverría (1970-1976).

Canturosas fue un político que ocupó cuatro diputaciones federales bajo el tricolor, y también bajo la bandera del extinto Partido Auténtico de la Revolución Mexicana (PARM), del que sería presidente de 1983 a 1993.

Con este ejemplo, Carmen Lilia está acostumbrada a saltar entre partidos con ideas políticas diametralmente opuestas. Militó en el Partido Acción Nacional (PAN) para ser regidora durante la primera administración panista del alcalde Enrique Rivas Cuellar (2016-2018).

Luego optó por colarse a su actual grupo político, donde le dieron la tercera posición plurinominal en la lista para el proceso electoral de 2018; no obstante, nunca ha dejado de defender la fallida administración municipal de su hermano, Carlos Canturosas Villarreal, quien gobernó bajo los colores azul y blanco.

Durante la gestión de Carlos Canturosas como alcalde de Nuevo Laredo, entre los años 2013 y 2016, esta ciudad fronteriza se colocó como la octava más peligrosa del mundo, con 72.85 asesinatos por cada 100 mil habitantes.

Además, en 2020, Carlos Canturosas fue fichado por la Interpol, según informó la Unidad de Inteligencia Financiera y Económica del Estado (UIFE), a través de la Fiscalía General de Justicia de Tamaulipas, por el desvío de 50 millones de pesos, fraude y peculado a través de empresas fantasma.

Quizá los altos índices delictivos que prevalecen en la ciudad de Nuevo Laredo son resultado de los nexos que mantuvo con el narcotráfico la familia Canturosas y el esposo de Carmen Lilia, el director de la Policía Ministerial de Tamaulipas en el periodo de Tomás Yarrington Ruvalcaba, el señor Oscar Mario Hinojosa.

Se aseguró que Hinojosa emitía pagos a jefes policiacos a nombre del Cártel del Golfo, y que recolectaba dinero para campañas políticas. Algunos de los delitos fueron señalados por el periodista Humberto Padgett, quien aseguró que éste compartía domicilio fiscal con un integrante de Los Zetas.